5.500 millones del bolsillo de los trabajadores

Sendas notas de Ismael Bermúdez (@ismaelbermudez1 en twitter) sirven para poner un poco la lupa sobre cómo se financia la política de presunta redistribución del ingreso que el gobierno pretende hacer pasar por poco menos que revolucionaria.

Lejos de apuntar a una genuina redistribución del ingreso, el gobierno no levanta el mínimo no imponible de ganancias afectando a 2 millones de trabajadores, 150 mil jubilados y 350 mil autónomos.  Simultáneamente, por falta de una elemental actualización de topes en tiempos de inflación, deja fuera de las asignaciones familiares a unos 400 mil hijos de trabajadores.

¿A qué se deben estas perlitas de la “política de inclusión” del gobierno? A que no quiere resignar a manos de los trabajadores alrededor de 5.500 millones de pesos.  No vaya a ser que alguien pueda ahorrar.

Es difícil de cuantificar cuál sería el impacto de eliminar el IVA en los artículos de primera necesidad, pero es obvio, dado el perfil fiscalista de este gobierno pretendidamente progresista, que no se tomará una medida en esa dirección.

Have your say