Frondizi

merchensky 2 marzo, 2018

Alentar las contradicciones de la sociedad, caracterizar al “enemigo”, demonizarlo y adjudicarle los males, simplifica y ordena el mapa de actores. En cambio, reconocer al otro como un igual, con intereses legítimos y atendibles, parece concesivo o tibio.

merchensky 26 julio, 2016

Muchos de mis amigos radicales deben tener sus motivos (ideológicos, morales o emocionales) para ensalzar la figura de Arturo Illia. No me meto con ellos. Que haya sido un político probadamente honesto supongo que es bastante en nuestro país, más en estos tiempos.